¡Hola familia!

Hoy empiezo dando las gracias por doble partida;

Como bien sabéis, la semana pasada no pude publicar el post. Muchas veces las “malas noticias” van de la mano de una buena causa. En este caso sucedió exactamente como os acabo de decir. Por vuestra culpa, el servidor del blog se cayó.

¡Eso es buenísimo! Quiere decir que la fidelidad que semanalmente tenéis hace que esto explote, ¡me encanta!

Pero ya está el problema solucionado y nos podemos manos a la obra: Hoy hablamos de un nuevo tema.

¿Cómo son los nueve meses de espera?

¿Os digo la verdad? ¡Son horribles!

Los más largos de tu vida (risas), aunque he de reconocer que yo personalmente jamás viví con tanta ilusión una espera. Es cierto que hay personas que lo llevan mejor que otras, para ello tenemos con nosotros a nuestra amiga y coach Cristina Soria. Ella os hará ver la espera de una mejor manera.

En este periodo hay que realizar muchos papeles y otras cosas de vital importancia que para eso, hoy, nuestra abogada y también amiga Mª José Torres nos acompaña para explicarnos cuál es el procedimiento.


HABLA CRISTINA SORIA:

CRISTINA SORIA

Cualquier proyecto o meta que nos proponemos lo podemos realizar de dos formas: desde la ansiedad por conseguirlo todo cuanto antes o viviendo cada uno de los pasos que vamos dando hasta llegar a la meta final. Algo que coincide cuando se decide acudir a la gestación subrogada. A lo largo de las semanas habéis podido leer de la mano tanto de Tamara y Ezequiel, de la abogada, como de los especialistas que intervienen, que ésta es una carrera de fondo. Y como en una buena maratón hay que estar preparado y saber dosificar las fuerzas, aunque interviniendo la emoción que cualquier padre siente por saber que va a ver cumplido su sueño, en muchas ocasiones parezca una misión imposible.

Por eso cuando hablamos de gestación subrogada no podemos hablar de nueve meses de espera porque el inicio de la carrera comienza mucho antes. En algunos casos son varios años los que duran este proceso. No todo está en vuestras manos. Pero si hay algo que está en vosotros: vuestra actitud.  Y si hay una palabra que resume este momento es PACIENCIA. Habilidad que tendréis que aprender a ejercitar.

Es verdad que todo cambia, una vez que os dicen que hay una mujer dispuesta a hacerse cargo de la gestación. Mucho más cuando os dicen que ésta ha sido posible. Comienza en ese momento la cuenta atrás. Es como si lleváis recorridos  los primeros  30 kilómetros. Ahora quedan los últimos en los que tendréis que dosificar vuestras fuerzas y a la vez auto motivarnos cuando éstas flaqueen. 

  • Es importante que os fijéis en las pequeñas etapas que os quedan por recorrer. Día a día, como dicen en el argot futbolístico Partido a Partido.
  • Estar en contacto con la mujer gestante os ayudará a vivir los cambios que se vayan produciendo.  Y a sentir este proceso como vuestro
  • Planificar a medida que se van cumpliendo las pequeñas submetas. Vivir el presente y no adelantaros a lo que puede ocurrir. Porque aunque no lo creáis no seréis capaces de adivinar el futuro
  • Seguro que necesitáis compartir lo que os está ocurriendo, miedos y preocupaciones. La mejor persona que os puede entender es vuestra pareja y si no la tuvierais rodearos de aquellos que os sepan escuchar.
  • No sintáis vergüenza si necesitáis el apoyo de una especialista. Seguro que os hace ver este momento desde distintas perspectivas
  • En muchas ocasiones se asomarán pensamientos negativos. Razonarlos. Escribirlos. Quemarlos y escribir en un papel todas las ideas positivas que os ayudarán a seguir adelante.
  • Siempre que sea posible, acudir un tiempo antes a la ciudad dónde nacerá vuestro hijo para vivir más de cerca este momento. Si no pudierais hacerlo dejad el sentimiento de culpa a un lado. Os queda toda una vida para compartir grandes momentos.

La meta está cerca. Os parecerá mentira mirar hacia atrás y ver todo lo que habéis recorrido. Reforzaros en todo lo que habéis conseguido hasta ahora. Ya está cerca el momento de cumplir vuestro sueño.


HABLA Mº JOSÉ TORRES.

Mº JOSÉ TORRES

Este periodo vendrá regulado por el contrato de gestación, y guiados en su puesta en práctica por la agencia. Como ya avanzamos, desde mi despacho de abogados no somos partidarios de detallar el contrato de gestación excesivamente so inconveniente de hacerlo demasiado rígido y no dar pie a la posibilidad de adaptarlo a los avatares que surgirán durante el proceso. Es conveniente pactar en el contrato, el contacto con carácter de mínimos que, gestante y padres intencionales, desean tener durante los nueve meses, por ejemplo en cada revisión médica, dejando margen para que si posteriormente ambas partes estén de acuerdo en mantener un contacto más fluido puedan hacerlo.

Cualquier eventualidad de este periodo que impida a los padres intencionales mostrar su voluntad, (fallecimiento, incapacidad o incluso divorcio), además de estar prevista en el contrato de gestación, es aconsejable que se recoja en un “acta notarial específica” que detalle la planificación del plan de reproducción. Así no sólo se recoge la voluntad de los padres intencionales ante tales circunstancias, sino que además se designan a las personas por orden de prelación que podrán suplir su voluntad, otorgando con ello protección no sólo a los padres intencionales sino también y sobre todo al futuro bebe.

Además en este periodo es necesario estar en contacto con el despacho de abogados que nos representará ante las autoridades del país de nacimiento y aportarles cuanta documentación nos soliciten, documentación que para surtir efectos en el país elegido deberá ser legalizada aquí, habitualmente mediante apostilla. Según el territorio elegido, el trámite judicial para determinar la filiación del bebe puede iniciarse en este momento, antes del nacimiento, y si es así probablemente tendremos que comparecer ante la autoridad judicial.

El tiempo de espera debe ser una época feliz, en la que se va materializando el contrato gestacional bajo los principios inspiradores del mismo, respeto mutuo, empatía, asertividad, y que culminará con la llegada del bebe y su inscripción en el registro civil del país elegido, siguiendo el control judicial establecido en el mismo. También es aconsejable en este periodo obtener información sobre el funcionamiento y documentos requeridos de forma pública en el registro consular que corresponda. En próximos post hablaremos sobre este  trámite de inscripción consular, no exento de cierta incertidumbre.


Nunca me cansaré de agradecer vuestra implicación desinteresada en colaborar en “El Gorro De Tamara”. Gracias una vez más por ser tan profesionales y humanas.

Hasta pronto amigas.

Ya sabéis que podéis contactar con ellas en cualquier momento, os dejo sus contactos:

También os podéis apoyar en ella desde sus famosos libros: YO PUEDO AYUDARTE (13 ediciones) SI, TU PUEDES (6 ediciones) ELIGE TU AVENTURA.

PUNTOS DE VENTA: Casa del libro, El Corte Ingles, Circulo de Lectores. Además de estos, en cualquier librería podéis encargarlo.

¡OS QUIERO FAMILIA!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here