Meses pensando en cómo crear un vínculo más cercano entre nosotros, semanas leyendo vuestros  mensajes de apoyo incondicional para crecer profesionalmente, días pensando en  cómo dar forma a un sueño original, distinto… Horas frente al ordenador.

Dicen que tenemos alrededor de 60.000 pensamientos al día, aunque yo añadiría que esta cantidad se duplica cuando tenemos una preocupación o inquietud. El camino hasta esa “solución” es duro y amargo: altibajos, dudas, rechazos, alegrías, decisiones… Sin embargo siempre concluye en lo mismo: NO abandonas, sólo dejas que el tiempo decida o luchas hasta alcanzar tu meta.
Personalmente mi cabeza no ha parado de maquinar durante la mañana y la noche en un largo tiempo.  Opté por quedarme con la segunda opción, y así ha sido, lo he conseguido, he alcanzado mi meta.

Os presento mi nueva ilusión, el espacio donde TOD@S podremos colaborar y sentirnos más unidos, mi blog, nuestro blog, EL GORRO DE TAMARA.

Quiero que conozcáis al detalle en qué se basará, y en qué colaboraréis. Un micrófono, una cámara, mi ordenador y vuestra ayuda, serán mis herramientas de trabajo.

Alegrías, tragedias, curiosidades, motivaciones, novedades, viajes, belleza… Son algunos de los temas que vais a poder ver semanalmente, y digo VER, porque serán reportajes los que realizaré y editaré yo misma. La originalidad está en la cadena que se irá formando desde el primer video; el protagonista elige el siguiente reportaje y así sucesivamente.

Muchos textos, noticias y mis propias vivencias formarán parte de la web. Ilusión y fuerza, miedo e incertidumbre, tantos sentimientos mezclados…

Mi balanza está inclinada, ganan las fuerzas de superarme al pensar qué pasará, si gustará…

¿Un deseo? Que os guste, os enamore, que me acompañéis en esta nueva andadura durante mucho tiempo.

¿Un favor? que seáis comprensivos a la hora de ver mis vídeos, que como os he comentado los edito yo, algo que jamás hice antes, y tampoco soy reportera, es un comienzo para todos, por eso mismo quiero compartir con vosotros mi inicio, mi crecimiento, superaciones, mis retos…

Emocionada y con los ojos llorosos de felicidad me despido con dos palabras que me encanta decir y aplicar. SOMOS UNO. Entre vosotros y yo sólo hay una diferencia,
el lugar o ciudad donde nos encontramos ahora mismo.

Sed felices y, sobre todo, dejad que yo lo perciba y lo sienta. Aquí me podéis encontrar: elgorrodetamara@gmail.com