¡Gracias!

¡
FELIZ NAVIDAD!
¿Cómo andan esos cuerpos después de estos días tan especiales? Espero que bien y, si estáis cansados, sea únicamente por diversión.
Ya lo he dicho en la primera palabra pero lo repito; gracias un año más
por los comentarios tan bonitos que habéis tenido hacia mi por el
programa de Nochebuena. Me da tanta energía y vitalidad para
continuar luchando…
¡Qué imprescindibles sois, no os lo imagináis! Al igual que vosotros
estáis acompañándome siempre y pendiente de todo, lo mínimo que
puedo hacer es devolver de la mejor manera esa atención.
Durante la gala no solté el móvil y estuve haciendo fotitos para
mostraros; se que os gusta y obvio que os voy a dar ese gusto.
No me lío más y os enseño y cuento cositas.
¡IMPORTANTE! Mañana nos encontramos de nuevo aquí. ¿De verdad
pensabais que no voy a despedir el año con vosotros?
Para nada, mañana os escribo mi último post del año, familia virtual.

¡OS QUIERO!

Como no, todo empieza por el principio. Este año me puse en manos de
unos grandes profesionales. Un descubrimiento para mí fue Alberto
Dugarte y su equipo. El peluquero encargado de hacerme el recogido
con ondas al agua fue Vicente y el que me maquilló, mi querido Alberto.
No hay nada más bonito que sentirte a gusto con la gente que trabajas
y ellos, todos en general, son encantadores, atentos, agradables y, por
supuesto, unos grandes profesionales.

Para grabar el vídeo de nuestro canal necesitaba ayuda, era imposible
estar arreglándome, presentando y, a la vez, grabando. Para ello, Julia y
el resto del equipo estuvieron conmigo, pendientes de grabar todo lo
que habéis podido ver.
Aprovecho para decir que son encantadores y parte de este proyecto no
es posible sin todos ellos.
Desde aquí os doy las gracias, equipo.


Lo intenté pero fue imposible reunir al grupo tan maravilloso del ballet.
Son muchos y si no bailaban unos, lo hacían otros, pero aquí os enseño
una foto donde salen unos pocos de los muchos que lo forman.
Unos jóvenes dignos de admirar, sin parar de trabajar para que todo
salga perfecto. Los que dan ritmo a los artistas que nos acompañan.
Trabajan horas y horas bailando, ensayos y demás, y jamás ves una
mala cara.
¡ADMIRABLE!


Siempre hablamos y mostramos lo que hay delante de cámara pero, ¿y
detrás? Os lo cuento:
Están las mejores personas que os podéis imaginar, los que hacen que
todo funcione y esté de manera correcta.
La sonrisa nunca la pierden, están dispuestos a todo y facilitan las
cosas de una manera abismal.
Estas fotos son una representación de los cientos que hay y, por
desgracia, no he podido fotografiar. Yo personalmente tengo que
agradecer enormemente su presencia y no sólo por lo laboral, sino por
lo personal también, me quieren y eso es imprescindible para trabajar
feliz.

Telecinco cuenta con un gran equipo de grandes profesionales. Olga es
una de esas personas que, además de ser una gran profesional, hay que
sumar su nobleza, bondad y gran corazón.
¿Qué voy a decir de mi Paz? Un año más, no he parado de aprender a
su lado, no he dejado de reír y pasarlo bien y, lo más importante, no me
dejó sola nunca. Simplemente, una gran compañera y persona.

Quizás porque pasamos muchas horas juntos, no surgió el hacerme la
foto con mi otro gran compañero, Joaquín Prat. Sobran las palabras
para él, da gusto trabajar con personas que todo te lo ponen fácil y el
aprendizaje es constante. Marisa Martín estuvo acompañándonos para
realizar un cameo. Ella es todo amor, siempre tuve muy buena relación con ella.

¡Qué dos personas tan queridas por mi!

Rasel. Un chico que siempre transmite buena energía, el abrazo nunca te falta y el buen rollo le caracteriza, un gran tipo y, por supuesto, artistazo.
Dioni. Aún recuerdo como cantaba sus canciones de pequeña llorando
mis amores y mantengo en mi lista de música todos sus temas.
A parte de lo mucho que me gusta sus canciones, tengo que decir que
es un hombre encantador, le adoro.


No podía faltar la foto con mi querido Carlos. ¡Qué facilidad trabajar con
él, siempre dispuesto a todo! El ambiente lo hace agradable, sin duda le
doy un 10.
¡Tenía tantas ganas de conocerla en persona! Alejandra Prat.
Siempre la tuve admiración por su forma de trabajar y, por supuesto,
dejando al lado lo guapísima que es. Ahora que la conozco confirmo
todo lo que me decía la gente, es maravillosa.

Es mi debilidad. No terminaría de hablar sobre este maravilloso grupo
de niños. Me encanta ver como los más pequeños se divierten
provocando ese mismo sentimiento a los demás. Le ponen tanta pasión
que hasta a los mayores nos divierte verlo.
A parte de todo esto, lo mejor de todo es contar con este tipo de
musicales.
¡Me encanta, Glee Club Paracuellos¡

Tenía muchas ganas de conocer en persona a David Bisbal y este año
he tenido el placer de coincidir con él. Me gustan las personas que son
amables con todo el mundo que le rodea y este es un caso. Me llevo
una muy buena imagen de David, sin hablar de lo grande que es como
artista. Tuve el privilegio de verle cantar en directo y en primera fila
(risas) y sí, es un grande.

Y por último y no por ello menos importante, la foto con Kiko y Álex.
Con Álex es la primera vez que hago un scketch y no tuve la suerte de
poder interactuar con él, pero estoy segura de que si lo hago será
fabuloso.
De mi marido anual, que decir… Siempre tuve una buena relación con
Kiko, lo he dicho muchas veces y lo repito. Es un animal televisivo,
sabe medir los tiempos y qué hacer en cada momento.
El año pasado fue la primera vez que trabajé mano a mano con él y fue
todo un gusto. Este año, la historia se repite y habéis podido comprobar
que, a parte de manejar fabulosamente la televisión, tiene mucha
madera como actor.
Me encanta trabajar con él, buen compañero, pendiente de todo,
apoyo… todo es poco.
Sin duda espero repetir muy pronto, por pedir que no quede

¡OS QUIERO!

1 Comentario

  1. Te lo vuelvo a repetir eres increíble, gracias por ayudarme a ver la vida de una manera tan distinta…A que no hay q rendirse nunca…Gracias Támara d corazón por ser esa persona 10 que todo el mundo le gustaría tener a su lado… Gracias, gracias y gracias…

Dejar respuesta