ELIJO SOÑAR.

6

!!!ESCUCHA LA MÚSICA MIENTRAS LEES¡¡¡

Y pensar que todo se consigue luchando y soñando… Muchas noches cuando cierro los ojos me encantaría elegir mi sueño, lástima que nunca sucede y en caso contrario no lo cuento pero tampoco se cumple. El secreto no es soñar dormido, sino imaginar despierto. El reloj se paralizó, sólo quería escuchar más, hasta que comprendí y también entendí el porqué de mi admiración hacia él.

Tamara, el colegio me gustaba porque disfrutaba jugando con mis amigos y también aprendiendo en clase, un día caminando hacia casa me dí cuenta que iba llorando y me paré a pensar en cuál era el motivo. Un collage de imágenes que representaban la felicidad, pensaba que yo la tenía. A raíz de esos pensamientos y lágrimas creé un espacio diario en mi mente donde todos los días iba buscando la manera de alcanzar ese placer, comenzaba la aventura.

Los niños, supuestamente, deben de tener un lugar donde sentirse protegidos, dormir tranquilos, descansar, poder hacer sus tareas en un lugar no lujoso pero si agradable… Nada parecido a la realidad, por las noches mucho frío e incluso la lluvia mojaba mi cama, por el día sueño, fatiga y el resto de horas incomodidad. Se acabará, debo estudiar para llegar a ser alguien y así contribuir al bienestar en mi hogar. Esa era mi primera regla a seguir, LUCHA Y FUERZA.

Observo como mi padre todas las mañanas salía de casa regresando por la noche para traer un plato de comida, desgraciadamente no había para todos, pero algo me llevaba a la boca, hambre no pasaba, el estómago se acostumbra a todo. Con doce años es imposible trabajar pero nadie puede impedir que acompañe a mi padre para así facilitarle más las cosas. Cuando me quise dar cuenta ya formaba parte de su equipo. Mi ayuda y compañía se convirtieron en algo imprescindible. Nunca me rendiré, seguiré practicando mi futura profesión diariamente hasta conseguirlo. Mi segunda regla a seguir, LUCHA Y CONSTANCIA.

Las tardes en mi barrio son fabulosas, nuestra mayor diversión es rebuscar y al fin encontrar un objeto con el cual jugar y distraernos, eso si, hasta el atardecer. La oscuridad  en la calle corre peligro y el otoño sin abrigo es complicado. Personalmente, sí conocía pero no había vivido el otro extremo, la seguridad y lo indispensable estaba por llegar. Tan sólo tengo que seguir una tercera regla, LUCHA Y ESPERANZA.

Mi cumpleaños me pone algo nervioso, uno no recibe un regalo todos los días. ¿Qué forma tendrá esta vez?. Redonda de nata y frambuesa, cada año mi tarta es distinta. De verdad creedme, era muy feliz en ese día. Las zapatillas, chaqueta o bici la tendré cuando alcance a ser lo que quiero, para ello desde hace nueve años me preparo. Mi cuarta regla a seguir, LUCHA Y SACRIFICIO.

Nunca deseé la mayoría de edad pero ahora que la tengo no pienso escapar, bueno sí, me alejo pero a un sitio donde al fin podré desarrollar eso que tanto he deseado y por supuesto trabajado, mi profesión. Miles de kilómetros me separarán de mi gente, amigos, vivencias, infancia… Es muy duro pero reconfortable pensar que en muy poco tiempo volveré para compartir y dar todo de lo que en estos años hemos carecido. En los cumpleaños se incluirá a parte de la tarta, un regalo y buena comida. Pasaremos madrugadas en las calles paseando, no habrá peligro, es un barrio bueno, no hay que preocuparse por el frío. Abrigos, guantes y calcetines nos harán inmunes. Mi papá ya no trabajará más, ahora me toca a mí, intercambiamos los papeles.

Han pasado nueve años desde que esa decisión marcó un rumbo distinto a mi vida. No debo de llamarlo decisión, sino suerte y principalmente LUCHA acompañado de constancia, fuerza, sacrificio y esperanza. Todo nace o comienza en un lugar, el mío fue una tarde volviendo a casa del colegio, comencé a imaginar y continué soñando.

Una historia que transmite como tantas veces ha citado, fuerza. Muchas veces nos rendimos por falta de esperanza. El sacrificio no lo vemos recompensado y la constancia agota.

Volvamos a leer la historia, ahí está la clave: Él, no se rindió. Que la fuerza no decaiga, que la esperanza se mantenga viva, que el sacrificio sea una recompensa diaria y que la constancia sea el motor para alcanzar vuestra meta, recordad… SOÑAR ES GRATIS.

El protagonista es real pero que mejor que continuar… imaginando.

 

 

6 Comentarios

  1. Tamara, ¿en qué mides tú el éxito? 0 comentarios en tu post no sé si es el mejor indicador.
    Un consejo: búscate un revisor de texto, una persona que te corrija las faltas de ortografía y gramática. Así tus publicaciones tendrán mayor repercusión.
    Un besito

    • Cómo va a ver las faltas ortográficas alguien que también las comete??
      Última frase: “QUÉ mejor que continuar…” (se ha comido el acento)
      Línea 7: “me dí cuenta DE que iba llorando” (te das cuenta DE ALGO, no te das cuenta ALGO)

      Solo le estoy dando un consejo para que tenga MÁS éxito todavía, no me estoy metiendo con ella, que me cae fenomenal. Ya he visto que ha leído mi comentario y ha puesto en twitter un pantallazo del número de visitas.
      Tamara: ASÍ SÍ, GUAPA!! Si necesitas una Filóloga para revisar tus textos antes de publicarlos, gratuitamente, cuenta conmigo!!
      Bonita historia de aprendizaje. Un besote

  2. Cómo va a ver las faltas ortográficas alguien que también las comete?? (Para Mayry)
    Última frase: “QUÉ mejor que continuar…” (se ha comido el acento)
    Línea 7: “me dí cuenta DE que iba llorando” (te das cuenta DE ALGO, no te das cuenta ALGO)

    Solo le estoy dando un consejo para que tenga MÁS éxito todavía, no me estoy metiendo con ella, que me cae fenomenal. Ya he visto que ha leído mi comentario y ha puesto en twitter un pantallazo del número de visitas.
    Tamara: ASÍ SÍ, GUAPA!! Si necesitas una Filóloga para revisar tus textos antes de publicarlos, gratuitamente, cuenta conmigo!!
    Bonita historia de aprendizaje. Un besote

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here