YO PUEDO, TU PUEDES.

0

Él, es un ejemplo de superación…

(PINCHAR EN EL VÍDEO)

[youtube]http://youtu.be/V0OaLoGToeA[/youtube]

Soy de las personas que piensan que con fuerza e ilusión todo se consigue, o al menos una situación es más llevadera. Dependiendo de la circunstancia las ganas decaen y el buen ánimo es efímero.

Hace tiempo en este blog, Ezequiel Garay mi marido, escribió una carta a su abuela (lo encontraréis con el título de: eres, sos y serás mi viejita) donde infortunadamente relató una vivencia bastante triste y con un final, infeliz. La protagonista de esta historia era una mujer con muchas ganas de vivir, pero la enfermedad llamada cáncer, provocó que no lo hiciera.

Cuando este diagnostico le es comunicado al paciente, como bien escribí al principio de este texto, las ganas disminuyen y el buen ánimo es fugaz. Las estadísticas de recuperación me atrevería a decir, que tres cuartas partes dependen de la gravedad de esta afección y el resto de uno mismo. En el transcurso de la pesadilla dependiendo de los días se barajan miles de posibilidades, “está feliz, se recuperará. Se encuentra triste, ¿saldrá de esta?´´

Muchos de vosotros habréis pasado esta situación o con algún familiar, por ello estoy segura que compartís la mezcla de sentimientos anteriormente descrita. Yo personalmente he vivido con personas muy cercanas a mí, las dos únicas soluciones a este duro trance, vencer o perder.

En una de ellas me di cuenta de que no se perder, si lo denominamos lucha, tenía ventaja porque nuestra abuela comenzó a pelear tarde, ya tenía el 80% invadido, no era justo. Desolación, mucha tristeza, ida… y lo más doloroso, no volverla a ver.

La vida nos interpuso esa batalla de nuevo en juego pero esta vez, comenzando a jugar con los marcadores 0-0. El miedo se acapara de todos, pero el protagonista fue el que cara a cara luchó contra su rival. Después de ocho meses Jose, el lider de esta pelea alzó las manos y gritó “ NO CONTINUES CANCER, TE HE GANADO´´

Esa vez las lágrimas se convirtieron en plena alegría y el miedo desapareció. Sólo teníamos ganas de comernos el mundo, pero el mucho más, eso sí, nosotros haríamos que Jose nunca olvidará ese día. Su novia Sara (mi tía) y yo hablando por teléfono con la emoción, se nos ocurrió algo ¡¡¡único!!!. Ella quería algo y yo sin duda estaría a su lado. Ese algo es…

 

Domingo 8 de Junio.

Todos en casa comenzamos a organizar un teatro, para que Jose no descubriese nada de lo que se le avecinaba. Una supuesta discusión entre mi tía y yo, bastantes mentiras para separarlos y poder llevarle al lugar.

Un, dos tres… ¡¡¡SORPRESA!!!

la foto 4-1 copia

Veintidós personas completaban la reunión organizada. Compañeros de trabajo y amigos no dudaron un segundo en acudir al lugar citado y colaborar en toda la organización, para ver feliz a él, el vencedor.

Con temblores, sudor y lágrimas de emoción Jose se abrazó a su gente.

 

abrazo 1  abrazo

foto 3

El momento acaba de comenzar y la intención era, sorprender. El resultado final tenía que estar presente durante toda la tarde. JOSE 1 – CANCER 0

camiseta 1 camiseta 2 camiseta 4 camiseta 3

                                                                          Comienza la celebración.

REUNION

SIN EL APOYO DE LA GENTE, NADA SE SUPERA.

AMI 1 AMI 2 AMI 3

AMI

 

 

 

 

 

 

grupo

 

Se acercaba el final pero aún quedaba lo mejor. Sellar un día especial y olvidar una pesadilla.

TARTA 1

 

TARTA

 

Quiero poner el broche final, con una palabra que está constantemente en mi vocabulario, por un simple motivo. Es el motor de la vida, AMOR.

Una vez más esta pasión ha hecho que el sufrimiento disminuya, se comparta y a la vez finalice de una manera especial. El ejemplo de superación esta vez tiene el nombre de Jose, el de recompensa Sara.

pareja

RECORDAD: AFRONTEMOS LA LUCHA, ACOMPAÑEMOS AL PROTAGONISTA, LEVANTEMOSLE CUANDO CAIGA Y CELEBREMOS LA VICTORIA.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here